Manteniendo viva la Fe

“Tengan la seguridad de que es un verdadero placer para mí poder ayudar a los menos afortunados, además he visto hecho realidad lo que dice la Biblia: Hay mayor alegría en dar que en recibir “.  

Donante mensual de ACN

Tu donación mensual transforma vidas y mantiene viva la Fe. Es una línea de vida que apoya las vocaciones; proporciona comidas a los refugiados cristianos; cura las heridas; y proporciona estabilidad a muchas personas en todo el mundo. Tú te has convertido en un ‘Ángel de los cristianos perseguidos’, eres ahora una maravillosa fuente de luz y esperanza para aquellos que necesitan ayuda urgente, y más aún, para los que lo han perdido todo.  

Como ‘Ángel de los cristianos perseguidos’, podrás satisfacer las necesidades urgentes de nuestros hermanos  que padecen algún tipo de necesidad o persecución.  Tu compromiso mensual proporciona una financiación confiable que marcará una diferencia diaria en nuestros esfuerzos a largo plazo para mantener la Fe viva en los corazones de nuestros fieles.       

En muchas regiones, nuestros hermanos y hermanas solo tienen a la Iglesia para acudir cuando  están desesperadas en sus vidas. Tu restablecerás la esperanza de estas personas suministrando alimentos, alojamiento, medicinas y matrículas, entre muchas otras ayudas vitales. Son suministros que suplen las necesidades que una familia requiere para vivir dignamente. 

Que Dios te bendiga por ayudar a levantar a los que viven en circunstancias difíciles. Permanecerás en sus oraciones agradecidas por siempre. Tus generosos actos de amor y compasión en forma de oraciones y contribuciones mensuales abrirán tu corazón cada vez más a los perseguidos, los pobres y los abandonados. Esta ayuda se convertirá en parte de tu misión en esta tierra inundando de un nuevo sentido tu vida. Gracias por tu compromiso.

Donación mensual—
Conviertete en un
'Ángel de los perseguidos'

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.