Donación para «Medios de comunicación»

“En todo el mundo, la pandemia de COVID-19 ha demostrado la importancia de los medios de comunicación católicos para la vida de la Iglesia en nuestros tiempos. En muchos países, la única forma en que los católicos han podido participar en la Santa Misa y otros actos de culto comunitarios ha sido a través de la radio, la televisión y la transmisión en directo por Internet. ” 

Donantes como tu apoyan la evangelización y promueven la solidaridad con la Iglesia que sufre a través de la producción de programas de radio y televisión para medios analógicos o digitales.

Muchas familias pobres acuden a las emisoras de radio donde escuchan la Palabra para conectarse con su fe, especialmente si se encuentran en zonas remotas, lejos de una parroquia o capilla. A falta de visitas regulares de sacerdotes, los fieles agradecen poder escuchar y conocer más el Evangelio desde sus hogares.

Especialmente en las regiones no cristianas, la difusión del Evangelio a través de la radio y la televisión desempeña un papel muy importante. Por ejemplo, en Oriente Medio, donde hay más de 600 canales de televisión musulmanes, solo hay dos cristianos.

La necesidad de la radio también se ha puesto de manifiesto por el distanciamiento físico causado por la pandemia del COVID-19. Las emisoras de radio locales ponen al día a los oyentes sobre cómo protegerse mejor del virus, reconfortan a quienes se enfrentan al aislamiento y la soledad, y les permiten participar con seguridad en la oración y la celebración de la Liturgia.

Tu donación de hoy ayudará a las familias devotas a ver y escuchar la Palabra cuando no sea posible asistir a la iglesia. 

Gracias y que Dios te bendiga por lo que puedas donar tanto hoy como en los próximos meses. Con tu aporte haces la diferencia.  

DONAR PARA EL PROGRAMA
—medios de comunicación—

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.