Manteniendo viva la Fe

“Ya hemos viajado a bendecir a 7 nuevas comunidades y construido sus iglesias; edificios muy sencillos y humildes pero hermosos a los ojos de Dios. Les estamos enseñando la señal de la cruz y los sacramentos del Bautismo y la Sagrada Eucaristía. Todo esto puedo decir que sería mucho más difícil, incluso imposible, si no tuviéramos el vehículo con el que nos ayudaron”.  

Fray Martín Prado. Papúa, Nueva Guinea   

No existen esfuerzos que nuestros religiosos no hagan para poder acercarse hasta sus fieles, viajando incluso a las regiones más remotas del planeta. Por esto, ACN recibe solicitudes de ayuda para adquirir vehículos —terrestres o acuáticos e incluso mulas o caballos— de religiosas y sacerdotes que están decididos a llevar a Dios y su Palabra a su pueblo “hasta los confines de la tierra”.

Cuando los religiosos son informados de que van a recibir un vehículo, se alegran mucho. Saben que no se trata de un auto o un bus para uso privado. Se trata de poder viajar para atender las necesidades espirituales de los devotos: se refiere a poder presidir la Eucaristía, dar consuelo y ofrecer guía espiritual a las personas necesitadas en los lugares donde ellos lo soliciten.

Tu donación de hoy puede ayudar a nuestros religiosos a transportarse en sus viajes de misión, en los que llevan esperanza y consuelo a territorios lejanos.  

Gracias y que Dios te bendiga por lo que puedas donar hoy. Con tu aporte haces la diferencia.  

DONAR PARA EL PROGRAMA
—Ayuda para transporte—

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.