COMPARTIR:

¿PERSEGUIDOS Y OLVIDADOS? - UN INFORME SOBRE LOS CRISTIANOS OPRIMIDOS POR SU FE 2017-2019

“LA CRECIENTE IGUALDAD DE OBJETIVOS entre grupos religiosos nacionalistas y Gobiernos representa para los cristianos y otras minorías en la India, Sri Lanka, Birmania (Myanmar) y otros países del sur y el este de Asia una amenaza cada vez mayor y todavía bastante desconocida”. 

La anterior es una de las principales conclusiones de la edición 2019 de “Perseguidos y olvidados”, el estudio bienal de Ayuda a la Iglesia que Sufre sobre la persecución de los cristianos en todo el mundo, publicado el 23 de octubre.

En 2017 se registraron 477 incidentes anticristianos en la India. Más de 300 personas murieron —y más de 500 resultaron heridas— en Sri Lanka el domingo de Pascua de 2019, cuando los yihadistas bombardearon tres iglesias y tres hoteles.

En algunas partes del Medio Oriente, el éxodo cristiano ha alcanzado proporciones alarmantes. El informe advierte que el cristianismo está desapareciendo de los pueblos y ciudades de la antigua patria de la fe. Incluso con la derrota de ISIS, el impacto del genocidio ha provocado la pérdida de un gran número de cristianos de la región.Sin embargo, otra de las conclusiones destaca que esto solo puede detenerse si la comunidad internacional actúa de manera urgente.

Antes de 2003 había 1,5 millones de cristianos en Irak, pero a mediados de 2019 esa cifra había caído a menos de 150.000. Según algunas estimaciones, el número de cristianos allí podría haber caído a 120.000, una disminución de más del 90 % en una sola generación. En Siria, el tamaño de la población cristiana ha disminuido en dos tercios desde que comenzó la guerra civil del país en 2011, cuando los cristianos todavía eran más de 2 millones.

El informe, que abarca el período 2017-2019, señala que la comunidad internacional ha mostrado una preocupación sin precedentes por la persecución de los cristianos de la región. Asimismo, acusa a “los Gobiernos de Occidente y a la ONU de no haber ofrecido la ayuda que necesitaban los cristianos de países como Irak y Siria cuando el genocidio se puso en marcha”.

“Perseguido y olvidado” advierte que la Iglesia de la región podría desaparecer si los islamistas radicales organizan otro ataque contra las comunidades vulnerables, una amenaza que se ha puesto de manifiesto con los informes de fugas de presos de la yihad, como resultado de la renovada violencia en el noreste de Siria. El informe concluye: “Si se produjera otro ataque al estilo de ISIS contra los fieles, podría resultar en la desaparición de la Iglesia”. Sin embargo, “si la seguridad puede ser garantizada”, hay indicios de que el cristianismo podría sobrevivir en las llanuras de Nínive y en Erbil, el Irak kurdo.

En varios países africanos, los cristianos están amenazados por los islamistas que tratan de eliminar la Iglesia, ya sea mediante el uso de la fuerza o por medios engañosos, incluyendo el soborno a los cristianos para que se conviertan al islam.

En el norte de Nigeria y en las regiones del Cinturón Medio, los militantes islamistas continuaron un reinado de terror contra los cristianos y los musulmanes por igual. Se informó que 3.731 cristianos fueron asesinados en 2018. En otras partes del continente africano, la principal amenaza para los cristianos proviene del Estado: en un período de 12 meses, más de 70 iglesias fueron atacadas en las montañas Nuba del Sudán, de las cuales 32 fueron incendiadas.

En los dos últimos años que abarca el informe “Perseguidos y olvidados” también se registran casos de persecución de cristianos en la República Centroafricana, China, Egipto, Corea del Norte, Pakistán y Filipinas.

El informe completo se puede encontrar aquí.

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.