COMPARTIR:

"Debido a su pobreza, los fieles no pueden ofrecer mucho para colaborar en la evangelización." Padre Jeferson Slussarek

Destacado del mes

En la comunidad de Guata, en Brasil, hay una comunidad ribereña que nunca había sido visitada por un sacerdote antes de que llegara el padre Jeferson Slussarek.

La comunidad se caracteriza por la deforestación ilegal, la prostitución de menores y la esclavitud laboral. Aunque la delincuencia está muy extendida, el Padre Jeferson trae a los mineros locales y al resto de la comunidad, la santidad y los dones de Dios – la alegría de celebrar la Sagrada Eucaristía. También visita a las familias, escucha confesiones, unge a los enfermos y celebra los otros sacramentos. Aunque el Padre Jeferson es rico en espíritu, es pobre en necesidades materiales.

“Debido a su pobreza, los fieles no pueden ofrecer mucho para colaborar en la Evangelización. En su fe traen a su Padre una simple ofrenda como pescado, frutas o algo que toman de la tierra que los sostiene. Recibo cada ofrenda con un corazón agradecido por la manifestación de la Divina Providencia. Y con este mismo corazón, lleno de gratitud, me dirijo a ti”.

¿Puede ofrecer una misa por su ser querido, mientras que extiende su estipendio a un sacerdote que lleva los dones de Dios a los afligidos y desesperados, pero él mismo está tan necesitado de lo esencial?

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.