“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Apoya la formación de 91 futuros sacerdotes en Colombia

En esta foto aparecen los 91 seminaristas que actualmente estudian en la Diócesis de Sonsón-Rionegro, en el sur de Colombia. Y no es casual que sean tantos, ya que el seminario ha sido popular desde su fundación en 1980: ha producido 500 sacerdotes en total, a pesar de la creciente violencia contra estos en Colombia. Hoy en día, al menos 200 exalumnos de Sonsón-Rionegro trabajan como misioneros en 18 países; el obispo recibe cartas en las que le piden que envíe sus sacerdotes a parroquias de todo el mundo. Pero Colombia también los necesita: las heridas de 50 años de conflicto armado aún no han sido curadas.

El Papa Francisco, durante su visita a Colombia en 2017, habló ante la Cruz de la Reconciliación, un monumento desnudo, sin cuerpo, que conmemora a las víctimas de Villavicencio, ciudad y antigua zona de guerra. Les dijo: “[Cristo] ya no tiene sus brazos, y su cuerpo ya no está, pero conserva su rostro y con él nos mira y nos ama. Cristo roto y amputado para nosotros es ‘más Cristo’ aún, porque nos muestra una vez más que Él vino para sufrir por su pueblo y con su pueblo; y para enseñarnos también que el odio no tiene la última palabra, que el amor es más fuerte que la muerte y la violencia. Nos enseña a transformar el dolor en fuente de vida y resurrección, para que junto a Él y con Él aprendamos la fuerza del perdón, la grandeza del amor”. 

En Ayuda a la Iglesia que Sufre estamos convencidos de que los sacerdotes también ayudan a transformar el dolor del pueblo. Por ese motivo, apoyamos año tras año el seminario de Sonsón-Rionegro. En esta oportunidad, planeamos enviar 26.500 dólares, para que estos 91 jóvenes puedan seguir su vocación y así sanar su tierra natal.

¿Te unirás con nosotros para apoyar a los seminaristas de Colombia? 

Estamos seguros de que te recordarán en sus oraciones de agradecimiento.

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 214-02-79

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.