“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Financiar la formación de seminaristas en Argentina

La Diócesis de 9 de Julio en Argentina, a unos 160 kilómetros de Buenos Aires, tiene 35 parroquias, con una población total de casi 350.000 católicos. Las parroquias varían mucho en tamaño, desde las más pequeñas, con menos de 1.000 miembros, hasta las enormes, con más de 45.000. Pero no todas las parroquias tienen su propio sacerdote, por lo que puede resultar difícil atender a los fieles.

Hace unos años, se estableció un apostolado vocacional en la diócesis para llegar a los jóvenes de Argentina que pudieran sentirse llamados al servicio. Dado que no hay enseñanza religiosa en las escuelas estatales, y esto resulta primordial, se organizaron jornadas de retiro y otros eventos para ayudar y acompañar a los jóvenes católicos,

La iniciativa está dando sus frutos, ya que actualmente hay 11 jóvenes de la diócesis formándose para el sacerdocio. Son una fuente de gran alegría para la Iglesia, pero el coste de su mantenimiento y formación es un reto importante, especialmente en medio de una crisis económica que se ha intensificado con la pandemia del COVID-19. 

ACN se ha ofrecido a contribuir con 4.900 dólares para su formación.

¿Darás tu apoyo a los seminaristas de Argentina mientras se preparan para una vida de oración y servicio?

Estamos seguros de que te recordarán en sus oraciones. 

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir sus fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Los fondos donados a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se destinarán a las principales necesidades en nuestros programas para ayudar a mantener viva la Fe.

Code: 209-02-79

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.