“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Apoyar un apostolado juvenil en una región remota de Etiopía

Durante ocho años, el padre Kenneth Iwuna ha trabajado como misionero en una remota región del sur de Etiopía. Esta región está habitada por el pueblo borana, un grupo étnico tradicionalmente nómada. Pero muchas familias boranas se están asentando ahora.

El cristianismo es todavía bastante nuevo aquí, pero un número creciente ha abrazado con alegría la Buena Nueva de Cristo. De las 9.000 personas que viven cerca de la parroquia de la Santa Cruz, que dirige el padre Kenneth, unas 5.000 ya se han unido y han solicitado el bautismo.

Los jóvenes de la parroquia son especialmente entusiastas. 250 de ellos participan activamente en la vida parroquial, y el padre Kenneth ha organizado varias actividades para ellos, como cursos de biblia, cantos corales y un programa pastoral anual de tres días en una diócesis vecina. 

El padre Kenneth afirma: “La mayoría de ellos nunca han estado en otro lugar que no sea su propio pueblo, por lo que es una experiencia importante para ellos conocer a jóvenes de otros grupos étnicos y compartir sus ideas y experiencias”.

Estos jóvenes crecen en su fe y se acercan a la Iglesia pues las jornadas son una ventaja no sólo para ellos, sino para toda la comunidad: “Cuando los jóvenes vuelven, comparten sus experiencias en la iglesia, e incluso los miembros más antiguos están muy interesados en escucharlas”. De este modo, los jóvenes también ayudan a evangelizar a las generaciones mayores. 

Otra iniciativa del padre Kenneth es un programa de catequesis para las parejas de Etiopía que han sido bautizadas pero aún no se han casado por la Iglesia, y cuyas uniones deben hacerse oficiales antes de poder recibir la Sagrada Comunión. Muchos no pueden permitirse anillos, ropa de fiesta o el esperado banquete de bodas, por lo que la parroquia celebra ceremonias matrimoniales conjuntas y ayuda a proporcionar a las parejas todo lo necesario para su celebración: “Es un inmenso alivio para estas parejas estar finalmente casadas a los ojos de la Iglesia y poder recibir la Sagrada Comunión”, dice el padre Kenneth.

En el pasado, ACN ha colaborado con las ofrendas de la parroquia. Para que puedan continuar en el año 2021, nos hemos ofrecido a enviar una contribución de 6.100 dólares.

¿Darías para ayudar al Padre Kenneth con su apostolado juvenil en Etiopía?

Estamos seguros de que se acordará de ti en sus oraciones.

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir sus fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Los fondos donados a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se destinarán a las principales necesidades en nuestros programas para ayudar a mantener viva la Fe.

Code: 118-01-49

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.