“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Apoya la labor de las hermanas franciscanas en Kazajstán

Kazajstán es un país de solo 18 millones de habitantes, aunque cubre un área de más de 1 millón de millas cuadradas, o más de un cuarto de los Estados Unidos. Anteriormente, era una de las repúblicas soviéticas, pero desde 1991 ha sido una nación independiente.

Más del 70 % de la población es musulmana y alrededor del 25 % es cristiana. La mayoría de estos cristianos locales pertenecen a la Iglesia ortodoxa rusa, y los católicos constituyen una minoría de unas 300.000 personas. La mayoría de ellos son descendientes de antiguos deportados y provienen de diferentes orígenes étnicos.

En la ciudad de Atbassar, a 160 millas de Nur-Sultan, la capital de Kazajistán, hay una pequeña comunidad de Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción. Trabajan allí desde 2006 y ayudan a la parroquia con la atención pastoral de los fieles. Pero también son muy valiosas para los no cristianos necesitados. Este pueblo alberga, aproximadamente, 30.000 personas: la mitad de ellas necesitan apoyo material.

Las hermanas se esfuerzan por ayudar a quienes puedan. Cada jueves, en la parroquia, dan comida, ropa y medicamentos a un centenar de personas. Pero cada día más personas llaman a su puerta buscando ayuda. Las hermanas incluso distribuyen carbón y leña que compran ellas mismas, y en Navidad y Pascua intentan llevar un poco de alegría a 50 niños de la localidad dándoles regalos.

Ayuda a la Iglesia que Sufre planea apoyarlas con una contribución de 4.100 dólares.  

¿Ayudarás a apoyar el trabajo de las hermanas franciscanas que sirven a los pobres y necesitados en Kazajistán?

 

Las hermanas te recordarán en sus oraciones de agradecimiento.

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 351-05-49

CONTAMOS CON TU APOYO

 

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.