“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Apoya la labor de la Comisión de Familia de la Iglesia católica en Georgia

Para la Iglesia católica de Georgia, el presente año pastoral es especial: ha sido consagrado a Nuestra Señora de Fátima, que se apareció en 1917 a tres niños pastores de Fátima, confiándoles mensajes de gran importancia para el destino de la Iglesia y del mundo. Su mensaje principal era que la humanidad debe convertirse y dejar de ofender a Dios. La Virgen les dijo a los niños que a través de la oración y la penitencia podemos ayudar a salvar al mundo de una gran catástrofe. Estas apariciones fueron confirmadas por el “milagro del sol”, que ocurrió el 13 de octubre de 1917 y fue presenciado por decenas de miles de personas. Ahora, son oficialmente reconocidas por la Iglesia católica. Desde entonces, uno de los mayores santuarios de la Iglesia fue construido en Fátima, y ha sido visitado por varios Papas en distintas ocasiones.

Como parte de este Año de Fátima, que fue proclamado por la Iglesia católica local, una estatua peregrina de Nuestra Señora de Fátima visitará las 35 parroquias católicas del país. Esto será una fuente de gran alegría para los aproximadamente 50.000 católicos de Georgia, que representan solo una pequeña minoría en una población abrumadoramente ortodoxa. También esperan que estas visitas de la “Virgen Peregrina” de Fátima ayuden a promover la comprensión mutua y el diálogo con sus hermanos y hermanas ortodoxos, a los que se invita cordialmente a participar. 

Estas celebraciones de la Iglesia católica de Georgia no solo tienen previsto conmemorar el año mariano, sino también ofrecer una serie de nuevas iniciativas destinadas a fortalecer la fe de la población y ayudarla a configurar su vida según la fe. Los programas incluyen una sesión de estudio basado en la Biblia para 200 participantes, la preparación para el matrimonio y actividades centradas en la familia, y un campamento católico de verano para parejas jóvenes. Es especialmente importante que las familias sepan que son tenidas en especial consideración por la Iglesia y que pueden desempeñar un papel activo en ella.

Ayuda a la Iglesia que Sufre se ha ofrecido a financiar este trabajo con una contribución de 7.100 dólares.

¿Te unirás a nosotros para apoyar a la Comisión de Familia de la Iglesia durante este Año de Fátima en Georgia? 

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 445-00-49

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.