COMPARTIR:

UN AUTO PARA UNA COMUNIDAD LAICA CATÓLICA EN BRASIL

Su comunidad también necesitaba un auto para transportar materiales y llevar a cabo sus numerosos proyectos de caridad y programas pastorales, tanto en la propia ciudad como en los demás pueblos y aldeas a los que se puede acceder por carretera.

Las carreteras son malas y los trayectos suelen ser largos, pero ahora hay una gran alegría por tener por fin un vehículo adecuado. Estos misioneros laicos les envían su más sincero agradecimiento, tanto en su nombre como en el de aquellos a los que sirven.

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir sus fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Los fondos donados a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se destinarán a las principales necesidades en nuestros programas para ayudar a mantener viva la Fe.

Código: 212-01-29

Scroll to Top

suscríbete
al boletín

Recibe las últimas noticias sobre persecución cristiana, formas de ayuda y campañas de oración de ACN.