“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Apoya a las religiosas contemplativas en Ucrania

Hace diez años, la Congregación de las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará fundó un convento en la ciudad de Burshtyn, Ucrania. Parecía una tarea casi imposible en ese momento, ya que las hermanas tenían que empezar de cero. Sin embargo, gracias a su perseverancia y a su profunda confianza en Dios, su gran sueño finalmente se hizo realidad.

Durante los primeros años, las hermanas fueron muy activas, organizando muchas actividades pastorales, como sesiones de catequesis, ejercicios espirituales y cursos de formación continua a los que asistieron no solo personas del vecindario cercano del convento, sino también de otras partes de Ucrania. Con el tiempo, las hermanas comprendieron que debían dedicarse más a la oración y a la vida contemplativa. 

La hermana María escribió a Ayuda a la Iglesia que Sufre: “Creemos que la vida religiosa es el deber más importante de nuestras hermanas porque depende de la calidad de nuestra oración, de nuestra vida comunitaria y de la formación continua sobre fidelidad a nuestro carisma fundacional. Estos elementos de la vida religiosa producen muchos frutos en la santificación de la vida, que es el requisito más importante para la salvación de las almas”.

Actualmente, hay 3 hermanas que viven en el convento de Burshtyn, a las que pronto se unirán otras 3 jóvenes religiosas que están completando su formación en Italia. Nosotros queremos apoyar su sustento con un aporte de 1.700 dólares.

¿Ayudarás a apoyar a estas religiosas contemplativas en su vida de oración y servicio en Ucrania?

Las hermanas envían sus mejores deseos a todos nuestros benefactores para una feliz y bendecida Navidad: “Que el Niño Jesús toque sus almas con su ejemplo de pobreza y humildad en el pesebre de Belén y que los inspire con la única cosa que puede satisfacer verdaderamente el corazón humano, a saber, el amor de Dios”.Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 438-06-39

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.