Oriente Medio: “la paz viene directamente del corazón de Jesús”

EL ARZOBISPO MARONITA EMIRITUS CHUCRALLAH-NABIL El-Hage de Tyros (Líbano) participa en la iniciativa de oración “Día de la Paz para Oriente”, que reunirá a todo Oriente Medio a partir del 27 de junio. En una entrevista con Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN), el arzobispo expresa su convicción de que la oración puede dar el don de la paz.

El 27 de junio, los católicos de Oriente Medio harán de la paz en la región el centro de sus oraciones. A esto le seguirán meses de iniciativas especiales. La idea surgió en el Líbano. ¿Qué la inspiró?
La idea fue desarrollada por la comisión “Justitia et Pax” del Líbano, de la que soy presidente. Luego la presentamos a los patriarcas católicos de la región y ellos hicieron suya la idea. Se dieron varios factores. El primero es que el mes de junio está dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Los patriarcas creen que la paz no solo surge por o de Jesús, sino que brota directamente de su corazón. Por esta razón, la misa de apertura se celebrará el último domingo del mes del Sagrado Corazón de Jesús.

En Siria, niños oran a la Virgen de los Dolores

A continuación, el Papa Francisco ha proclamado un Año de San José. Por eso hemos puesto en el centro de la iniciativa a la Sagrada Familia, de la que San José fue protector. Estamos consagrando todo Oriente Medio a la Sagrada Familia. Un icono de la Sagrada Familia que contiene reliquias de la Basílica de la Anunciación de Nazaret comenzará su viaje por Oriente Medio.

Es la primera vez que el foco de atención se centra completamente en la Sagrada Familia, ¿no es así?
Sí, es cierto. Como he dicho, el Año de San José, que el Papa proclamó para la Iglesia Universal, ha jugado un papel decisivo en esto. Al fin y al cabo, la Sagrada Familia representa lo que tantas familias actuales están viviendo en toda la región. Estas familias también se han visto obligadas a huir y están experimentando dificultades y rechazo, al igual que lo hizo la Sagrada Familia. Sin embargo, de las penurias vividas por el Redentor surgió una bendición para todo el mundo. Esta es nuestra esperanza para el mundo de hoy y para nuestra región.

También entró en juego un tercer factor: este año se cumple el 130° aniversario de la publicación de la encíclica Rerum Novarum del Papa León XIII. Se trata del documento fundacional de la doctrina social católica. Oriente Medio tiene gran necesidad de esta enseñanza. Es un llamamiento perpetuo a la justicia y la paz. Será verdaderamente inspirador para los gobernantes de la región.

¿Por qué creen los patriarcas que las oraciones por la paz son especialmente importantes ahora? ¿Es por la última guerra en Tierra Santa?
Oriente Medio no conoce la paz. Las guerras definen nuestra región. Tomemos el ejemplo de Yemen. Allí apenas hay cristianos. Sin embargo, como creyentes, no podemos desentendernos del conflicto que se desarrolla allí desde hace muchos años. Por otra parte, Tierra Santa está siendo sacudida por otra ronda de violencia. El conflicto de Siria no se ha resuelto. Tampoco el de Libia. El Líbano sufre una grave crisis económica. Nuestro país está marcado por la inflación, el desempleo y la penuria. Estamos verdaderamente necesitados de oraciones por la paz.

¿Qué les dice a los escépticos que no creen o ya no creen en el poder de la oración?
Por supuesto, también existen esas voces. Pero están equivocadas. No puede haber justicia ni paz sin cambiar el corazón de la gente. ¿Y qué otra cosa que la misericordia de Dios puede cambiar el corazón de la gente? No, debemos orar. Además, la gente que reza con sinceridad no puede sentir odio. Esto es también una contribución a la paz.

¿Ha disminuido la atención de la Iglesia Universal por Oriente Medio luego del final de ISIS?
Por desgracia, sí. Por supuesto, nos damos cuenta de que todo el mundo está ocupado consigo mismo debido a la pandemia del COVID-19. Sin embargo, todos necesitamos la solidaridad. Por ello, estoy agradecido a organizaciones como Ayuda a la Iglesia que Sufre, que demuestran una verdadera solidaridad con las Iglesias necesitadas. Me gustaría agradecer expresamente la generosidad que nos han demostrado.

La nueva iniciativa de oración está dirigida específicamente a los católicos. Sin embargo, ¿existe también una dimensión ecuménica o incluso interreligiosa? Estamos haciendo todo lo posible para que sea también un acontecimiento ecuménico. Actualmente estamos trabajando para lanzar una iniciativa a nivel del Consejo de Iglesias de Oriente Medio para fortalecer la familia. Al hacerlo, pensamos, por supuesto, específicamente en la Sagrada Familia. Además, todas las personas de buena voluntad están invitadas a unirse a nosotros en nuestra oración por la paz según su fe.

¿Cómo puede la Iglesia universal unirse espiritualmente? Reuniéndose en nuestra oración del domingo y después. Recomiendo especialmente la Oración de Consagración a la Sagrada Familia. El Santo Padre Francisco escribió una maravillosa carta a los patriarcas en la que nos da su bendición y llama a la gente a participar. Por cierto, se espera que el icono de la Sagrada Familia llegue a Roma al final del Año de San José. Esto supone será esta una oportunidad para venerar el icono fuera de Oriente Medio antes de que regrese a Tierra Santa.

—Oliver Maksan