“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Apoya las actividades pastorales de verano para niños y jóvenes en Egipto

Como en otras partes del mundo, los niños de Egipto esperan ansiosos el verano. En particular, hay 290 jóvenes de la Eparquía Católica Copta de Alejandría que, de junio a septiembre, participan en los programas de verano de la iglesia parroquial de El-Khsou.

El programa ofrece una variedad de actividades y está abierto a jóvenes de todas las edades, desde la escuela primaria hasta la universidad. Los participantes pueden profundizar en su comprensión de la fe, obtener un mejor conocimiento de las Sagradas Escrituras, disfrutar de la compañía de sus compañeros y, en general, experimentar lo que significa ser parte de la Iglesia católica universal. Este conocimiento y sentido de comunidad es especialmente importante para los jóvenes cristianos en Egipto, donde normalmente se ven a sí mismos como una pequeña minoría dentro de la sociedad.

La alegría en los rostros de los participantes en las fotos de años anteriores muestran que el programa es un éxito rotundo. Lamentablemente, la pandemia por COVID-19 obligó a cancelar todos los planes originales para 2020, pero los organizadores han reestructurado creativamente el programa para que la gente pueda seguir beneficiándose de él. La mayoría de las actividades ahora se llevarán a cabo en línea.

Ayuda a la Iglesia que Sufre ha prometido 5.100 dólares para el programa de verano. 

¿Se unirán a nosotros para apoyar a la juventud de Egipto?

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 143-00-49

CONTAMOS CON SU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.