“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Ayuda a financiar viajes pastorales para una diócesis en el sur de Rusia

La diócesis rusa de San Clemente cubre un área de casi 550.000 millas cuadradas, el doble del tamaño de Texas. 20.000 católicos viven en la región, y son atendidos por solo 19 sacerdotes. A menudo, 1 sacerdote sirve a una pequeña comunidad en una localidad, a veces a una sola familia, con sus vecinos católicos más cercanos a cientos de millas de distancia. Sería imposible construir iglesias en cada una de estas microcomunidades, e incluso, si fuera posible, habría muy pocos sacerdotes para dirigirlas.

Para llegar a los católicos dispersos de Rusia, los sacerdotes deben viajar largas distancias. Es vital que lo hagan, para que puedan administrar los sacramentos y preservar el sentido de identidad y pertenencia de los fieles. Sin los sacramentos, la fe puede desvanecerse, llevando a menos vocaciones religiosas, menos cuidado pastoral y un mayor distanciamiento de la Iglesia. Hasta el día de hoy, la mayoría de los sacerdotes de la diócesis vienen del extranjero.

Pero las largas distancias implican altos costos de combustible, y si el sacerdote no puede pagarlo, entonces no puede visitar a los fieles. Nadie puede participar en la Santa Misa, comulgar, bautizar a sus hijos o verlos casados. La gente ya está aislada de sus hermanos y hermanas a diario, y para traerles fe y coraje, los sacerdotes dependen del apoyo exterior.

Ayuda a la Iglesia que Sufre ha apoyado regularmente los viajes pastorales de la Diócesis de San Clemente, y hemos prometido continuar este año con una contribución de 16.900 dólares.

¿Nos ayudarás a financiar los gastos de los viajes pastorales y a apoyar el trabajo de la Iglesia en el sur de Rusia?

Estamos seguros de que los sacerdotes te recordarán en sus oraciones.

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 427-04-49

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.