“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Ofrendas para 30 padres rosarianos en Sri Lanka

Los Rosarianos fueron la primera congregación religiosa masculina contemplativa de Asia. Fue fundada en 1928 por el padre Bastiampillai Anthonipillai Thomas, que nació en un pueblo cerca de Jaffna, Sri Lanka. Desde 1950, la congregación también ha tenido una rama femenina.

Actualmente, los rosarianos tienen 25 monasterios, la mayoría en Sri Lanka e India. Al ser una congregación nativa pobre, carecen de los recursos de una familia religiosa internacional. Por consiguiente, Ayuda a la Iglesia que Sufre los apoya, tanto en Sri Lanka como en la India, con una serie de proyectos diferentes, entre los que se incluyen estipendios de misa y ayuda para la formación de sus novicias. 

Como resultado de la pandemia por COVID-19, nuestra ayuda es más necesaria que nunca. En Sri Lanka, se ha impuesto una cuarentena desde mediados de marzo, y el culto público está prohibido.

El padre Anil, que sirve en Kochchikade, nos contó la experiencia del monasterio en los últimos meses. La región del padre Anil está densamente poblada y es una de las más afectadas por COVID-19. “Dentro de nuestro convento, hemos podido mantener nuestros tiempos de oración regulares, la adoración eucarística y la celebración de la Santa Misa. Hemos rezado y hecho sacrificios por el pueblo. Tengo la sensación de que se nos ha permitido experimentar muchas bendiciones durante este tiempo”.

Continuó, “En la actualidad, no tenemos ingresos, pero nos alegramos de compartir lo poco que tenemos con nuestros vecinos y con los pobres”. Durante el encierro, los rosarianos han seguido visitando a los pobres y les han llevado tanto la Santa Comunión como ayuda material, conservando las precauciones de seguridad requeridas. “Compartimos con ellos lo que la gente generosa ha traído y ayudamos a todos los que nos lo piden. Y seguimos ayudándolos en todo lo que podemos”.

Nos hemos ofrecido a dar sus amables ofrendas de misa a los 30 sacerdotes rosarianos de la congregación de Sri Lanka, por un valor total de 22.000 dólares. Estas misas se celebrarán por las intenciones de sus benefactores, y sus ofrendas serán una contribución vital para la comunidad de los rosarianos.

¿Ayudarás a 30 padres rosarianos en su servicio a los pobres y fieles de Sri Lanka? Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 312-06-99

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.