“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Ayuda a las hermanas religiosas en Bolivia

La Diócesis de Oruro, en Bolivia, se encuentra en los Andes, a una altitud cercana a los 13.000 pies sobre el nivel del mar. Cubre casi 21.000 millas cuadradas, casi el doble del tamaño de Nueva Jersey. Pero está escasamente poblada, con alrededor de medio millón de personas, de las cuales al menos la mitad viven en la ciudad de Oruro.

Las 43 parroquias de la diócesis cubren vastas y a menudo inaccesibles regiones, a las que sirven las hermanas de Bolivia. Proclaman la fe, enseñan el apostolado juvenil y ayudan a las necesidades concretas y diarias de la gente. Las hermanas son particularmente útiles en lo que respecta a la atención sanitaria y la educación, y dirigen comedores populares para los pobres.  

Este trabajo desinteresado tiene un alto precio para las hermanas. El frío, los rigores de la altura, los caminos difíciles y a menudo peligrosos, el paisaje desértico, el entorno social… todo esto es difícil de soportar. Pero las hermanas saben bien que su ayuda y su apoyo son urgentemente necesarios, así que continúan su trabajo por puro amor a Dios, ya que no reciben ningún tipo de pago.

El obispo Krzysztof Bialasik habla muy bien de las contribuciones de las hermanas a la diócesis, que es muy pobre y no puede financiar el trabajo que hacen ellas. Es por eso que nos ha pedido que lo ayudemos a mantener a 27 hermanas religiosas de 9 congregaciones diferentes. Nosotros le hemos prometido 16.700 dólares. 

¿Nos ayudarás a cumplir la promesa a las desinteresadas hermanas que difunden la fe y sirven a los pobres en Bolivia?Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 211-05-39

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.