“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Ayuda para la formación de 61 seminaristas en Burkina Faso

La Diócesis de Ouahigouya está situada en el norte de Burkina Faso, región que ha sufrido repetidos ataques terroristas islámicos en el último año. Como estos ataques y masacres continúan, muchas personas se han visto obligadas a huir de los terroristas yihadistas.

A pesar de los peligros y de la sensación de temor, que se está extendiendo, 61 jóvenes de la diócesis continúan su formación para el sacerdocio en estas difíciles circunstancias. La población local apoya mucho a estos jóvenes, cuyas vocaciones han surgido de sus propias comunidades. Rezan regularmente por ellos y también les llevan regalos, aunque ellos mismos a menudo apenas tienen lo necesario para vivir. Las familias de los seminaristas también los ayudan con lo que pueden. 

Recientemente, como resultado del terrorismo, muchas familias han dejado casi todo aquello de lo que dependían para mantenerse. Ahora no tienen nada y ya no pueden ayudar a los seminaristas. Al mismo tiempo, los sacerdotes de las parroquias están intentando apoyar a todas las personas que han perdido todo.

Ayuda a la Iglesia que Sufre nuevamente este año aporta 33.600 dólares para estos jóvenes valientes que están decididos a continuar sus estudios, a pesar del peligro que esto significa para sus vidas. 

¿Ayudarás a estos jóvenes que estudian para ser sacerdotes en circunstancias difíciles y peligrosas en Burkina Faso? Estamos seguros de que te recordarán en sus oraciones de agradecimiento. 

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 125-02-79

 

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.