“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Cursos en línea para familias durante la crisis de coronavirus

El centro de servicios diaconales fue establecido en 2010 por el Patriarcado de la Iglesia Católica Copta en Egipto. Ofrece una gama de actividades e iniciativas sociales y pastorales, dirigidas sobre todo a las mujeres, las familias y los jóvenes. Hay varios programas de ayuda para los necesitados, que incluyen conocimientos prácticos, cursos de alfabetización, programas educativos continuos y una gama de actividades para niños y jóvenes, así como orientación para vivir una vida de fe y muchas otras actividades valiosas, organizadas en varios centros diferentes.

Debido al coronavirus, ya no es posible realizar encuentros directos cara a cara, por lo que el centro está aumentando sus ofertas en línea. Una de las iniciativas consiste en cursos recientemente desarrollados para mujeres, para ayudarlas a superar las dificultades de un contacto limitado con otras personas y el cierre de escuelas, guarderías y clubes deportivos. De esta manera, las familias podrán seguir viviendo la vida de manera constructiva. La idea es que las mujeres se familiaricen con las nuevas tecnologías, las utilicen eficazmente y ganen confianza en esos medios para que puedan colaborar con sus hijos, ya que ahora gran parte de la escolarización se realiza en línea, por lo que los niños pasan mucho más tiempo en Internet.

La idea es ayudar a estas madres a que aprecien los aspectos positivos de Internet y al mismo tiempo entiendan y manejen los aspectos negativos, para que puedan proteger mejor a sus hijos. Las madres también están compartiendo ideas en el grupo. ¿Cómo se pueden mejorar las relaciones y la comunicación dentro de la familia, profundizar en la fe y al mismo tiempo apoyar a las familias para limitar en la medida de lo posible los impactos negativos, especialmente en los niños? Todos estos son temas de larga data que son relevantes y dignos de ser explorados.

Actualmente, hay 150 mujeres que participan en estos cursos de 3 meses de duración, y Ayuda a la iglesia que Sufre está apoyando el programa con una contribución de 3.500 dólares. 

¿Te unirás para ayudar a que las familias puedan educar a sus hijos en medio de la crisis del coronavirus?

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 143-00-49

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.