“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Cursos para jóvenes vulnerables en Colombia

Desde hace 20 años, las hermanas dominicas de Docordó, Colombia, han tratado de ayudar a los jóvenes. A través de un trabajo educativo y de un intenso acompañamiento personal, intentan evitar que caigan en las garras de las bandas armadas, que son muy activas en la región. Muchos de esos jóvenes sufren y son explotados, y a menudo carecen de amor y esperanza en sus vidas. Como resultado, suelen poner en peligro no solo su propia vida, sino también la de sus familiares y conciudadanos, y pueden perder el sentido de la integridad moral y no contribuir a la paz y la seguridad que su país necesita desesperadamente.

La población está formada por un 60% de descendientes de esclavos africanos y un 40% de personas de ascendencia indígena, aproximadamente, y existe una creencia generalizada en las prácticas supersticiosas y chamánicas. Por lo tanto, es necesaria y urgente una sólida labor pastoral en el país.

Hemos apoyado a las hermanas dominicas en el pasado y deseamos ayudarlas una vez más este año en el excelente trabajo que están haciendo en su centro educativo en Docordò. Dado que las personas que asisten a estos cursos son generalmente los más humildes, no solo no pueden pagar el costo de estos cursos, sino que además tienen que ser provistos de alojamiento y comida por las religiosas.

Desde Ayuda a la Iglesia que Sufre estamos planeando contribuir con 7.500 dólares.

¿Nos ayudarás a apoyar a las hermanas en su labor de mejorar la vida de los jóvenes en peligro de Colombia? 

Estamos seguros de que te recordarán en sus oraciones de agradecimiento.

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 214-05-49

 

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.