Financiar la construcción de un pequeño centro pastoral para una nueva parroquia en Argentina

La Parroquia de Cristo Rey en Corcovado, en la Patagonia, es todavía bastante nueva. Fundada en mayo de 2021, pertenecía a una parroquia más grande, cuyo centro estaba a casi 80 kilómetros, demasiado lejos para poder atender adecuadamente a los fieles.

La nueva parroquia tiene unos 4.500 habitantes. Su párroco, originario de Polonia, es el padre Tomasz Grzyb, que anteriormente fue misionero en Bolivia. Le llama especialmente la atención el hecho de que solo unas pocas personas parecen tener realmente un vínculo con la Iglesia. Muchas sectas se extienden por esta amplia y poco poblada región, pero incluso entre los que pertenecen a la Iglesia católica son muy pocos los que asisten regularmente a misa.

La población local es una colorida mezcla de diferentes pueblos. Muchos pertenecen al pueblo indígena mapuche, mientras que otros son descendientes de colonos españoles y otros han vuelto a emigrar aquí desde otras regiones por diversos motivos. El padre Thomasz constata que es difícil establecer una verdadera comunidad aquí. La labor pastoral está aún en sus inicios y necesita organizarse adecuadamente.

Sin embargo, este sacerdote no es un hombre que se desanime fácilmente, así que se arremanga para afrontar la tarea. En su opinión, lo más importante es una instrucción adecuada en la fe y una preparación intensiva para la recepción de los sacramentos. Por ello, está organizando sesiones de catequesis para niños, jóvenes y adultos, aunque actualmente no hay un lugar adecuado para celebrarlas. En la actualidad, todo tiene que hacerse de forma improvisada, a menudo incluso en el domicilio particular del catequista. Y tampoco hay ningún lugar para el despacho parroquial.

El padre Thomasz quiere construir un pequeño centro pastoral que tenga también espacio para la catequesis y para un despacho parroquial. Le proponemos apoyar este proyecto con una contribución de $7.700 dólares.

¿Puedes ayudar a financiar la construcción de un pequeño centro pastoral para esta nueva parroquia en Argentina?

Estamos seguros de que el Padre Thomasz se acordará de usted en sus oraciones de agradecimiento.

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir sus fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Los fondos donados a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se destinarán a las necesidades más urgentes de nuestros programas para ayudar a mantener viva la Fe.

DONAR PARA CONSTRUCCIÓN