“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Ayuda a finalizar una nueva iglesia y un centro comunitario en Egipto

Abnee Baitak es un nuevo suburbio de Madinat as-Sadis min Uktubar, la “ciudad del 6 de octubre”, que es relativamente nueva y cercana a El Cairo. Abnee Baitak fue construida por el Gobierno con el fin de proporcionar viviendas a las familias jóvenes. Sin embargo, lo que falta es una iglesia católica, ya que la más cercana está a más de 13 millas de distancia.

En 2015, el primer ministro concedió un permiso para la construcción de la iglesia. Como no es nada fácil obtener tales permisos en Egipto, las obras comenzaron inmediatamente. En su momento, Ayuda a la Iglesia que Sufre colaboró con 32.400 dólares. Actualmente, los trabajos de construcción de la nueva iglesia y del centro comunitario anexo para las diversas actividades pastorales y sociales de la parroquia están muy avanzados. Pero para completarlos lo más rápido posible, nos han pedido ayuda de nuevo. Por lo tanto, una vez más nos comprometemos a ayudar con una contribución de 32.400 dólares.

¿Nos ayudarás a cumplir esta promesa de construir una nueva iglesia y un centro comunitario en esta nueva ciudad de Egipto?

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 143-01-19

CONTAMOS CON TU APOYO

 

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.