“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Apoya la labor de divulgación pastoral en la tribu borana de Etiopía

La Parroquia de la Santa Cruz tiene su sede en el pueblo de Dhadim, en una región remota y poco favorecida del sur de Etiopía. El pueblo es parte de la tribu borana, que hasta hace muy poco era nómada. Hoy en día, cada vez más de ellos se están asentando, aunque algunos continúan su modelo tradicional de migración con sus rebaños de ganado.

En la actualidad, 5.000 de los 9.000 habitantes de la parroquia son católicos, pero un número creciente de personas también está buscando el bautismo. Esta es una parroquia muy animada, con clases de catequesis y círculos de estudio de la Biblia, y el apostolado de las vocaciones está empezando a dar sus primeros frutos. 2 de las chicas han expresado su deseo de convertirse en religiosas y 5 de los chicos están mostrando interés en el sacerdocio.

En total, hay una gran actividad juvenil, con cerca de 250 jóvenes involucrados regularmente en la parroquia. Gracias al apoyo de Ayuda a la Iglesia que Sufre, entre 65 y 100 jóvenes cada año pueden participar en un programa pastoral de tres días en otra diócesis. El padre Kenneth Iwunna, párroco y misionero de Nigeria, relata: “La mayoría de ellos nunca ha estado en ningún lugar, excepto en su propio pueblo”.

“Para estos jóvenes es una oportunidad nueva e importante encontrarse con jóvenes de otros grupos étnicos y compartir con ellos sus experiencias de vida. No hablan el mismo idioma, por supuesto, pero nos aseguramos de que allí haya alguien para traducir”.

“Los jóvenes son capaces de crecer en su fe y disfrutar de la experiencia de ser Iglesia. Y no son solo ellos los que se benefician de estos días, sino toda la comunidad, ya que cuando los jóvenes regresan a casa hablan de sus experiencias en la iglesia, y los mayores también están muy interesados en oírlos”.

Gracias al apoyo de Ayuda a la Iglesia que Sufre, la parroquia también ha podido establecer un programa para parejas casadas que han adoptado la fe cristiana. Para algunos de estos adultos recién bautizados, existe el problema de que no se casaron por la Iglesia, lo que significa que no pueden recibir la Sagrada Comunión. Muchos de ellos no pueden permitirse los anillos, el atuendo festivo y el agasajo. Para resolver este problema, la parroquia organiza múltiples ceremonias de boda para varias parejas al mismo tiempo, proporcionando también todo lo necesario para la celebración. “Es un gran alivio para estas parejas casarse finalmente en la iglesia y así poder recibir la Sagrada Comunión”, nos dice el padre Kenneth.

La participación de la Iglesia ha cambiado notablemente la vida de estas personas. En el pasado, podía haber disputas entre los miembros de las diversas tribus locales, pero el trabajo de reconciliación realizado ha contribuido en gran medida a fomentar la calma. Al mismo tiempo, la situación de las mujeres ha mejorado mucho. Tradicionalmente, las mujeres de los borana no tenían voz y no se les permitía hacer nada fuera del hogar. Pero las cosas han cambiado ahora, gracias al trabajo de la Iglesia, y cada vez más niñas van a la escuela y algunas mujeres se convierten también en catequistas.

Una vez más, este año, Ayuda a la Iglesia que Sufre propone apoyar el trabajo pastoral en la parroquia con 5.500 dólares, como el año pasado. Esta ayuda se utilizará para la formación de catequistas, para los encuentros juveniles y las ceremonias de boda descritas anteriormente para las parejas que, después del bautismo, desean casarse a la vista de la Iglesia. También se utilizará para financiar días de retiro y otras actividades pastorales dentro de la parroquia.

¿Apoyarás la labor pastoral continua en la tribu borana de Etiopía?

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 118-01-49

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.