“Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

COMPARTIR:

Una nueva capilla para una comunidad de Benín

La Parroquia de la Santísima Trinidad tiene su sede en Benin, en el oeste de África. Como muchas otras parroquias rurales africanas, sirve a varios pueblos distantes. Pero sus miembros deben viajar mucho para participar en la Santa Misa y recibir la Eucaristía.

A New Chapel for a Growing Village Community in BeninLa aldea de Damouti es la filial más grande de la parroquia, donde solo hay una choza de barro que funciona como capilla. Los sacerdotes van allí a celebrar la misa, y la comunidad participa con entusiasmo en las devociones a la Virgen María en mayo, el Santo Rosario y catequesis. Sin embargo, como la pequeña choza de Damouti no puede albergar a los creyentes, más de la mitad de la congregación se queda afuera durante la Santa Misa, expuestos a un calor abrasador o a lluvias torrenciales. No hace falta decir que es muy difícil seguir la misa en estas condiciones. Aun así, cada año hay más bautismos. El 60% de los habitantes de la parroquia todavía sigue las tradiciones religiosas africanas, pero están abiertos a la Buena Nueva de Cristo.

No hay dudas de que la parroquia necesita una capilla más grande, pero no pueden financiar la construcción por sí solos. Por lo tanto, han recurrido a Ayuda a la Iglesia que Sufre en busca de apoyo y a nosotros nos gustaría colaborar con 17.000 dólares.

¿Puedes ayudar para la construcción de una capilla que albergue a todos los fieles de Benín?

Ayuda a la Iglesia que Sufre se compromete a invertir los fondos donde tengan el mayor impacto para la Iglesia a la que servimos. Las donaciones a los proyectos de Ayuda a la Iglesia que Sufre se utilizarán en los programas que más lo necesiten para ayudar a mantener viva la fe.

Code: 117-01-19

CONTAMOS CON TU APOYO

Inscríbete y recibirás actualizaciones sobre los proyectos

Scroll to Top

Palabras de consuelo y esperanza

“Esta breve nota es para hacerles saber que nosotros, los monjes de Sri Lanka, rezamos por el mundo entero todos los días de 7:30 pm a 8:30 pm ante el Santísimo Sacramento. Y mientras rezamos por el mundo entero, no nos hemos olvidado de usted en ACN; usted y sus seres queridos también son recordados de manera especial. Rezamos para que el Buen Señor los proteja a ustedes, sus seres queridos, de esta pandemia, ya que creemos en un Dios que es bueno”.